1937

Vista aérea del edificio de Telefónica

La CTNE adquiere un inesperado protagonismo en el desarrollo de la Guerra Civil desde su central en Barcelona. Las comunicaciones son claves.

null

Asalto a la central de Barcelona: los Hechos de Mayo

01

La central telefónica de Barcelona adquiere un inesperado protagonismo en 1937. La Guardia de Asalto toma el edificio para controlar las llamadas de la CNT y, en definitiva, las comunicaciones en Cataluña. Esa toma de control es la mecha que desencadena los llamados Hechos de Mayo, los sangrientos enfrentamientos entre anarquistas y políticos que tuvieron lugar entre el 3 y el 8 de mayo en varios pueblos de Cataluña.

Destrozos interior teléfonos

Avanza la contienda, resiste la CTNE

02

La Guerra continúa y se recrudece en todas las ciudades. Nuestro edificio de Gran Vía sigue teniendo un papel clave, tanto como central telefónica, como en su inesperado rol de Oficina de Prensa Extranjera y Propaganda. Desde las oficinas cubren el desarrollo de la contienda firmas tan ilustres como Antoine d Saint-Exupèry y Josephine Herbst, además de Ernest Hemingway y John Dos Passos. Crónicas históricas que viajaban directamente a sus redacciones gracias a los circuitos internacionales cuyo funcionamiento se preservó en todo momento. Antes, la imprescindible censura, que pasaba, como responsable del Ministerio de Estado, el escritor Arturo Barea. Y todo ello, a pesar de convertirse, el propio edificio, en blanco de obuses y granadas. Su altura y ubicación lo convertían en un blanco fácil de alcanzar, aunque no de destruir. Las plantas de la 8 a la 13 permanecieron vacías durante toda la guerra, y el resto del edificio resistió cientos de embates -más de 120 granadas y varios obuses lanzados desde la Casa de Campo impactaron en su fachada - gracias a la técnica con la que se construyó, sin muros de carga y con una estructura interna de hierro forjado.

Edificio Gran Vía 28

La CTNE se divide

03

Se establecen dos direcciones diferentes en la compañía, que coexistirán de forma paralela durante los dos años siguientes. Una, en la zona republicana, con directivos estadounidenses al mando, procedentes de la ITT. La otra, en la zona nacional, donde los directivos eran solo españoles.

Tendido linea en el campo de operaciones, por los soldados ingenieros

Archivo