Inauguración del automático en Linares.

1949

La red se completa con la incorporación de la concesión de Guipúzcoa, la única provincia que aún no estaba integrada en la red general porque sus concesiones no habían caducado.

La red de Guipúzcoa se integra en la de la CTNE

01

Un poco de contexto: La Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) se hizo cargo de todo el sistema telefónico del país durante la segunda mitad de los años 20, excepto de la provincia de Guipúzcoa y de la ciudad de San Sebastián. Estas concesiones no tenían fecha de caducidad. Ambas siguieron operando independientes. Sin embargo, en 1949 la red interurbana de la provincia de Guipúzcoa pasó a integrarse en Telefónica y poco después en 1953 se convirtió en la primera red automática provincial de España. Sin embargo, la ciudad de San Sebastián siguió siendo una red independiente durante casi dos décadas más. Esta excepción se debe a que era la ciudad donde la familia real pasaba largos periodos veraniegos (en los años 20) y donde Alfonso XIII firmaba cada año gran parte de la legislación presentada por el Gobierno. La alta calidad del servicio telefónico prolongó esta situación durante años hasta que, en 1970, el operador local, desbordado por una lista de espera de más de 13.000 teléfonos, decidiese renunciar a la concesión. Un año más tarde, en 1971, dio el paso definitivo a la CTNE, tanto de redes como de empleados.

Equipo Álava

1949, récord de teléfonos instalados

02

La demanda del servicio telefónico sigue aumentando sin pausa, así como “las dificultades de orden mundial que han venido y vienen gravitando sobre España y nuestra Compañía”, como relata el presidente, José Navarro Reverter y Gomis en la memoria de este año, lo que dificulta la obtención de material indispensable para las obras e instalaciones. Aun así, CTNE hace todo lo que puede, y avanza lo más rápido posible para cumplir con las solicitudes pendientes de servicio. Así, al finalizar 1949 se dan de alta 54.077 nuevas líneas de teléfono, el número más elevado que la compañía había tenido desde su creación, aunque la lista de espera no varía respecto al año anterior por el incremento exponencial de la demanda, que sigue siendo de más d 145.700.

Central automática

Alimentos al por mayor para nuestros empleados

03

Una cosa que caracteriza a Telefónica a lo largo del tiempo es su afán, no solo de cuidar a los clientes, sino también a sus empleados, y de forma integral, aportándoles diversos beneficios. Aquí compartimos un buen ejemplo, en 1949, una de las ventajas de ser ‘telefónico’ se plasma en tener la posibilidad de comprar alimentos a buenos precios. Así lo recoge el presidente, en la carta a los accionistas, que, de acuerdo a una Circular de Abastecimientos, “hemos contratado grandes cantidades de artículos alimenticios con el fin de ponerlos al alcance de nuestro personal en excelentes condiciones económicas”.

Empleadas

Archivo