1953

Un equipo de más de 17.000 profesionales hace de la CTNE el primer empleador privado de España. El coaxial se adopta como tecnología para los principales tendidos y se empiezan a probar los radioenlaces por modulación.

Llegan los radioenlaces

01

Instalamos el primer radioenlace de microondas de toda España entre Madrid y El Escorial. Habría que esperar cuatro años, hasta 1957, para disponer del primero de gran capacidad, el de la ruta Madrid-Sevilla que después se prolongó hasta Tánger. Gracias a las técnicas de modulación se conseguía el envío de 96 circuitos inicialmente, aunque estaba preparado para llegar a 600 y, con ayuda de otros equipos, hasta 3.600 comunicaciones simultáneas.

El tiempo lo devora todo

Llamadas de abonado a abonado

02

Damos un salto cualitativo en la automatización, al instalar en las centrales provinciales equipos que permitían el discado directo de abonado a abonado, sin la intervención de la operadora. Destaca la inauguración del servicio integral automático de la central de Guipúzcoa en enero. Con 11.550 líneas, esta modernísima instalación, permite la marcación de abonado a abonado, desde diferentes poblaciones. Servicio que se extendió durante 1953 a Barcelona y Badalona.

Mapa de red automático Guipuzcoa

Somos el mayor empleador privado del país

03

En 1953 el número de empleados ya superaba los 17.000, lo que convertía a la compañía en el mayor empleador privado del país. Razón de más para impulsar todavía más la política social, que iba desde un nuevo seguro de enfermedad a la creación de residencias de vacaciones para el personal.

Somos el mayor empleador privado del país

Rozamos los 1.000 millones en ingresos

04

Las cuentas de Telefónica seguían su línea ascendente: los ingresos rozaban los anhelados 1.000 millones de pesetas (poco más de 6 millones de euros), con un crecimiento del 14% sobre el año anterior, y los beneficios netos alcanzaban la cifra de 272 millones de pesetas (más de millón y medio de euros).

Rozamos los 1.000 millones en ingresos

Archivo