Telefónica London Stock Exchange, Bolsa de Londres

1985

15 años antes del cambio de siglo, Telefónica lanza una de las campañas institucionales más valientes, visionarias y emocionantes de cuantas ha realizado. Además, la compañía desembarca en los mercados internacionales y empieza a cotizar en Londres, París, Fráncfort y Tokio.

Faltan 15 años para el año 2000

01

En 1985 Telefónica hace un increíble ejercicio de proyección al futuro y le da forma a una de las campañas más emblemáticas de su historia. “Faltan 15 años para el año 2000” fue una apuesta y una visión que todavía sorprende. En un libro, en una campaña de publicidad en prensa y, sobre todo, en un spot de televisión, Telefónica se atrevió a dibujar el futuro y acertó de pleno. “Alrededor del teléfono, algo maravilloso va a ocurrir”, decíamos, y así fue. “El hilo del teléfono convertirá la voz en luz, la luz en imagen…”. El anuncio hablaba de aprovechar oportunidades, de calidad de vida, de mejorar, gracias a la tecnología, el día a día de hogares y empresas. Y de que allí estaría Telefónica. Los dos componentes del ADN de la compañía, la anticipación y el compromiso, brillan como nunca en esta campaña.

A la conquista de los mercados internacionales

02

Antes de salir de casa para hacerse grande y buscar operaciones en otros países de otros continentes, Telefónica necesitaba financiarse en los mercados internacionales. Bajo la presidencia de Luis Solana, y con el ánimo de evitar a toda costa la entrada en nuestro mercado de grandes operadores, Telefónica logró en este año comenzar a cotizar en las Bolsas de Londres, París, Fráncfort y Tokio. Solo en ese año se colocaron 47,5 millones de acciones (30.000 millones de pesetas/180 millones de euros).

Telefónica London Stock Exchange, Bolsa de Londres

Benjamín, el primer precursor del móvil

03

Todavía estamos lejos de la popularización del móvil, pero las ventajas de hablar por teléfono sin cables empiezan a conocerse en los hogares y oficinas. De este año es el terminal Benjamín, un curioso modelo fabricado por Telyco. Súper moderno para la época, compacto, pequeño e inalámbrico, con una tapa que protegía el teclado, como serían después los primeros móviles, el Benjamín se distribuyó desde mediados de los ochenta hasta mediados de los 90 en blanco o rojo.

Teléfono Benjamin

Telefónica Quedan 15 años

Debes aceptar las cookies para poder ver este contenido

Archivo