Fibra con logo por debajo

1996

Mientras nuestros primeros servicios de internet -Infovía- y telefonía móvil -Moviline y Movistar- comienzan a eclosionar en la sociedad, recibimos a un nuevo presidente: comienza la era Villalonga.

Eclosión de Internet

01

El interés por conectarse a Internet crecía rápidamente, en 1996 se alcanzan los 320.000 internautas, según los datos de la Asociación de Usuarios de Internet. Y al mismo tiempo crecía la presión para que hubiese una tarifa plana, en la que no hubiese que preocuparse por el tiempo de conexión. Para paliar estos inconvenientes, Telefónica lanza en 1996 bonos descuento para diferentes horarios con InfoVía, pero no era suficiente. Nos dimos cuenta, entonces, de que Internet era el futuro y que ni los módems más rápidos de la época, ni la RDSI eran los caminos más adecuados de crecimiento. Tampoco podíamos operar nuevas redes con cable coaxial hasta el hogar, como algunos competidores, ya que Telefónica debía cumplir una moratoria de dos años. Así que nos tocó esperar y no perdimos el tiempo, miramos las opciones más interesantes que había en el mundo y descubrimos el ADSL (Línea de Abonado Digital Asimétrica), que, tras cumplir todos los requisitos regulatorios, la compañía lanza en 1999.

Servicio Internet en España

El presidente que desembarcó en los medios: llega Juan Villalonga

02

Juan Villalonga Navarro fue un presidente joven, licenciado en derecho y con experiencia en consultoría, que estaría al mando de Telefónica apenas cuatro años, un periodo breve pero clave para la compañía. Desde la salida a Bolsa de Terra hasta el desembarco en el mundo audiovisual con las adquisiciones de Antena 3, Onda Cero o Endemol, la llegada a Brasil o el crecimiento en Bolsa con el éxito de la oferta de acciones tras la privatización, Villalonga dejó, en el año 2000, una compañía muy diferente a la que encontró a su llegada.

Juan Villalonga

Le atiende el contestador

03

Aunque en 1996 los móviles avanzan a un ritmo espectacular, con 2,5 millones de usuarios a finales del año, y es la eclosión de Internet, no podemos olvidarnos de los fundamentos de Telefónica. Por eso, el segmento de Gran Público, con 12,5 millones de clientes en 1996, tiene la misión de desarrollar nuevos servicios valiosos para el cliente. Con esta perspectiva, Telefónica incorpora nada menos que 70 nuevos productos y servicios. Uno de ellos fue el contestador, que permitía recuperar llamadas cuando la línea estaba ocupada o el usuario estaba ausente. También se puso en marcha el primer servicio de telemarketing y de atención telefónica utilizando el 004, disponible 24 horas al día los 365 días del año. Esto facilitaba la contratación y la comunicación de averías por los usuarios, que podían evitar el desplazamiento a las oficinas de abonado.

Servicio Contestador

Paso al frente en Brasil

04

Uno de los objetivos de Telefónica en 1996 es alcanzar alianzas con interlocutores de peso en el mercado internacional. Y el año se cerró con un importante paso en el mercado brasileño. Se creó un consorcio, formado por Telefónica (73%), RBS (17%), Telefónica Argentina (3%) y CTC (7%) para la compra del 35% de CRT (Companhia Riogrande de Telecomunicaçoes), la cuarta operadora de Brasil, con servicios de fijo y móvil y la primera que se privatizaba en ese país. El consorcio ganó la subasta en este país y en su primer año de gestión consiguió un beneficio de 115 millones de reales (casi 22 millones de euros), frente a unas pérdidas registradas el año anterior de 17 millones de reales (más de 3 millones de euros). Dos años más tarde, en 1998, en otra subasta organizada por el gobierno de esa región se pudo adquirir un 50,1% adicional.

Cabinas Brasil

Punto de inflexión de la tecnología

Debes aceptar las cookies para poder ver este contenido

Moviline Pedro Delgado

Debes aceptar las cookies para poder ver este contenido

Archivo