Canarias equipo automático

1961

Récord de beneficios y de altas para Telefónica, en el contexto de una España que vive un momento único de crecimiento y desarrollo en todos los aspectos.

Crecemos a muy buen ritmo: Casi dos millones de teléfonos

01

El año 1961 estamos en plena década de crecimiento y desarrollo para España en todos los aspectos. Y las cifras de nuestra instalación y desarrollo del servicio también muestran esta buena marcha de la economía: • Inauguramos el servicio en 437 poblaciones • Construimos 2.159 kilómetros de línea de postes, con casi 11.000 kilómetros de circuito, en hilo desnudo. • Y batimos récord de teléfonos: más de 218.000 teléfonos instalados ese año, por lo que llegamos a fin de 1961 a casi dos millones, de los cuales son automáticos el 78,5%.

Crecemos a muy buen ritmo: Casi dos millones de teléfonos

Récord de beneficios

02

En esta época expansiva y de crecimiento en España, los resultados de la compañía también son optimistas. En 1961 batimos récord y superamos los mil millones de pesetas de beneficio. Exactamente 1.181.753.876 pesetas (7.102.484 euros). Buen resultado que se extiende a los accionistas. Con cargo a estos beneficios se acuerda un dividendo a cuenta que se hace efectivo en diciembre por un importe de más de 312 millones de pesetas (más de 1.800.000 euros).

Récord de beneficios

Nace el mítico Heraldo

03

Los modelos negros de baquelita dejan paso al principio de la década de los 60 al mítico teléfono Heraldo. El Heraldo fue el teléfono que se popularizó en los siguientes años y se convirtió en el aparato doméstico de todas las casas en España, introduciendo junto a su hermano menor, el Góndola, el color en la telefonía, ya que comenzó a fabricarse en blanco, verde, azul, rojo y gris. Fue experimentando modificaciones con las variedades de pared, con botonera, y una gran gama de accesorios, como el timbre. Su gran éxito y su funcionamiento impecable lo mantuvieron como teléfono de referencia hasta 1983

Archivo