Edificio México

2002

Nos afianzamos en el mercado mexicano como segundo operador del mercado y la compañía cumple su compromiso de volver a la retribución directa al accionista, con el reparto de dividendo, una práctica abandonada en 1998.

Un paso de gigante en México

01

Telefónica Móviles se afianza en el mercado mexicano montada en un caballo con alas. La operadora móvil Pegaso, de la que adquirió el 65% en 2002 por 450 millones de euros, la convirtió en el segundo operador del mercado desbancando a Lusacell y solo por debajo de Telcel (América Móvil). Dos años antes la compañía había dado el primer paso para entrar en este complejo mercado dominado por América Móvil. Tras un acuerdo con Motorola, Telefónica Móviles se hace con cuatro operadores móviles en la zona norte del país, Bajacel, Movitel, Norcel y Cedetel, a los que agrupa y consolida bajo la marca Telefónica Movistar. Más de 1,2 millones de clientes que fueron decisivos para afianzar la posición de Telefónica en México cuando se cerró la operación de Pegaso. El presidente, César Alierta, anunció esta operación en el encuentro con analistas celebrado en Sevilla.

Security Operation Center México

Vuelve la retribución directa al accionista

02

Una buena noticia para terminar el año 2002: la compañía cumple su compromiso de volver a la retribución directa al accionista, al dividendo, que ha sido una de las grandes obsesiones de Telefónica en toda su historia. El Consejo de Administración aprobó el reparto de un dividendo bruto de 0,25 euros por acción, con cargo a reservas de libre disposición. Este vehículo de retribución se había abandonado a finales de 1998, y desde su llegada estuvo en el ánimo de César Alierta poder recuperarlo. Además, junto a la aprobación de la propuesta del dividendo, el consejo de administración de Telefónica adoptó 'los acuerdos pertinentes' para la puesta en marcha de dos nuevas ampliaciones de capital gratis para el accionista.

Junta General de Accionistas 2002

¡Mensajes con fotos! Los alucinantes MMS

03

Después de familiarizarnos con los SMS, de aprender a ahorrar caracteres, de concentrar las ideas y botar de alegría cuando recibíamos alguno con buenas noticias, pero mucho antes de la mensajería instantánea, llegaron los MMS. Mensajería enriquecida con multimedia, o sea, con sonidos, fotos o vídeos. Movistar los lanzó en 2002 y podían enviarse al teléfono fijo, al móvil o por e-mail. Ocupaban más espacio y eran más caros, pero el sueño de compartir sonidos e imágenes en movimiento comenzaba a hacerse realidad.

MMS

Archivo